Área Global Vida

El Área Global Vida del CSIC abarca las actividades relacionadas con la biomedicina, el medio ambiente, la agricultura, la alimentación y en general todo lo concerniente a los organismos vivos y a los procesos globales del sistema Tierra que nos rodea.


El área es el mayor y más diverso organismo de investigación en ciencias de la Vida de España y goza de gran prestigio en la comunidad científica europea. En la actualidad, el área global Vida está formada por más de 6.600 personas, 1.833 son personal investigador, que desarrollan su actividad en 1.330 grupos, trabajando en 62 institutos de investigación situados en todas las comunidades autónomas.

Una visión integrada de la investigación en ciencias de la vida permite establecer áreas prioritarias y diseñar nuevas estrategias transversales de actuación en temáticas tan importantes como el desarrollo sostenible, el cambio climático, la medicina de precisión y personalizada, la alimentación del futuro o el envejecimiento saludable, entendiendo que esta actividad converge y se complementa con la desarrollada en las áreas de Sociedad y Materia.

Dentro del área de Vida, la investigación en Biología Celular y Molecular y Biomedicina ocupa un papel central. La biología estructural, la biofísica, la regulación de la expresión génica y la epigenética, la fisiopatología, la biología celular, las enfermedades infecciosas y raras, la neurobiología, el cáncer, la inmunología, la genómica y metagenómica, la biología sintética y la bioinformática son algunas de las disciplinas a destacar donde nuestros científicos desarrollan actividades de gran impacto y valor traslacional.

En la sub-área de Agricultura, se trabaja en la fisiología, bioquímica, genómica y biotecnología de plantas y animales. La prioridad en el uso racional de los recursos hídricos y edáficos es fundamental en la investigación de los sistemas agropecuarios, así como la generación de conocimiento en sanidad vegetal y animal para poder hacer frente a las patologías existentes y establecer medidas de protección ante enfermedades emergentes.

La investigación en Medio Ambiente tiene como misión principal contribuir a la comprensión de los procesos globales del Planeta Tierra y los seres que lo habitan, analizando la estructura y funcionamiento de la naturaleza a partir de la descripción sistemática de la Geo- y Biodiversidad, de los procesos evolutivos y de la respuesta de los sistemas terrestres, oceánicos y atmosféricos. La investigación en el Océano analiza y define la salud de los ecosistemas marinos para la gestión sostenible de sus recursos y servicios. La Biodiversidad y el Cambio Global son ejes temáticos esenciales para gestionar los ecosistemas y mitigar los efectos de los cambios sistémicos y acumulativos en la dinámica del planeta.

En el ámbito de la Alimentación se realiza una investigación desde una perspectiva de aproximación global, que incluye la producción de alimentos en el sector primario hasta la conservación, transformación, procesado y distribución y, por último, el consumidor final. Al mismo tiempo se contribuye a acreditar la calidad y seguridad alimentaria y la sostenibilidad, así como la nutrición óptima y la prevención de enfermedades a través de la dieta.

Como recursos singulares cabe citar colecciones vegetales, de células y de microorganismos, modelos de enfermedad, colecciones de la bio-geodiversidad únicas en centros como los del Real Jardín Botánico y el Museo Nacional de Ciencias Naturales, fincas experimentales y animalarios y tecnologías inteligentes para la producción de alimentos. También hay que destacar las instalaciones singulares como la flota de barcos gestionada por la Unidad de Tecnología Marina, la Base Antártica Juan Carlos I y otras relevantes Infraestructuras Científico-Técnicas Singulares (ICTS) para la actividad del CSIC.