¿Por qué formar parte del CSIC?

El CSIC es una entidad de investigación singular en España, que la sociedad reconoce y valora. A la diversidad temática de su actividad investigadora y a sus amplios recursos humanos se une su presencia geográfica, extendida por todo el territorio nacional y sus infraestructuras singulares.


Como resultado, el CSIC puede abordar retos de la sociedad desde un punto de vista multidisciplinar y en abierta colaboración con el entorno académico a través de sus más de 50 Centros Mixtos con instituciones universitarias.

Los investigadores del CSIC sostienen el perfil internacional de la institución, haciéndola atractiva para la proyección profesional de jóvenes estudiantes, doctorados recientes e investigadores postdoctorales o experimentados, técnicos o gestores. El CSIC es un entorno propicio para el desarrollo científico y profesional de jóvenes investigadores prestando una especial atención a las cuestiones de género, con las que está especialmente sensibilizado. La aplicación de políticas activas en la materia le ha permitido posicionarse entre los primeros organismos científicos europeos en términos de participación de mujeres en todas las etapas de la carrera científica.

Los Estatutos del CSIC permiten participar en una amplia oferta de financiación competitiva pública y privada a quienes están interesados en venir a trabajar en sus grupos de investigación o, si cuentan con la financiación apropiada, a desarrollar sus propias líneas de investigación.