Iñaki Hormaza: "Hemos cultivado cacao por primera vez en Europa continental"

El investigador de Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea La Mayora, en Málaga, explica el estudio experimental que ha logrado obtener este cultivo tropical

Fecha de noticia: 
Martes, 23 junio, 2020

Investigadores del CSIC están desarrollando un estudio pionero para cultivar cacao en Europa continental. En el Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea La Mayora, en Málaga, un centro mixto perteneciente al CSIC y a la Universidad de Málaga, el investigador Iñaki Hormaza, responsable del Departamento de Fruticultura Subtropical, está convencido del éxito de este estudio experimental

¿En qué consiste este trabajo de investigación?

El árbol del cacao es originario de la Amazonía, y por tanto es una especie adaptada a climas tropicales. Fuera de estas regiones tropicales no es posible cultivar al aire libre, por lo que para poder cultivar cacao en Europa, el primer paso es poder controlar la temperatura para evitar los problemas causados sobre todo por el frío en invierno.  Esto lo hacemos mediante el cultivo en invernadero. El segundo problema es que como regla general en plantas para que se produzca fruta hace falta que produzca la   polinización, es decir, la llegada de polen desde las anteras a los estigmas de la flor. En el cacao lo hacen en su hábitat natural pequeños insectos de diferentes especies. Pero en nuestro caso estamos llevando a cabo una polinización manual para asegurarnos que tenemos fruta. Una vez que hemos conseguido frutos de cacao mediante esta polinización manual estamos trabajando con diferentes especies de insectos presentes en Europa para ver si podemos tener una polinización natural.

Y es que el cacao tiene unas particularidades que lo hacen muy exquisito en su plantación, ¿no es así? ¿Cómo se soluciona esto?

Hay que tener en cuenta las particularidades de la planta del cacao. Se trata de un cultivo que sufre bastante por debajo de los 15 grados de temperatura y cuya producción se convierte en un gran reto para el instituto.

En una primera fase decidimos utilizar dos tipos de invernaderos: uno calefactado en el que la temperatura no baja en invierno de los 15 grados y otro sin calefacción, pero con un control pasivo de la temperatura para evitar pérdidas de calor por la noche por ejemplo mediante mantas térmicas o apertura y cierre controlado de la ventilación. En este segundo invernadero, la temperatura puede descender casi hasta la mínima del exterior, que en las condiciones de cultivo en Málaga puede ser de nueve grados de media en enero pero a veces inferior. Los resultados indican que, aunque era de esperar, las plantas son mejores en el invernadero calefactado, pero es posible en ambos, lo que reduciría el coste de producción al no ser necesario el uso de calefacción.

Esta investigación ha sido posible, una vez más, gracias a la colaboración del sector privado.

Así es. Este trabajo es una colaboración entre el IHSM La Mayora CSIC-UMA y La Despensa de Palacio de Estepa, empresa que ha facilitado algunas de las plantas que están siendo cultivadas para realizar esta investigación.

¿Qué otros productos tropicales se cultivan en este instituto malagueño?

Tenemos que tener en cuenta su ubicación privilegiada. Históricamente la costa mediterránea andaluza, fue la primera zona del país donde se inició el cultivo de la chirimoya a nivel comercial y, a partir de los años 1960, del aguacate. Más tarde, a partir de los años 90 se introdujo el cultivo del mango. En el IHSM-La Mayora estudian un elevado número de especies que pueden ser cultivadas tanto al aire libre como en invernadero.

¿Cuáles son las líneas de investigación del IHSM-La Mayora?

Las líneas de trabajo que realiza el instituto van desde aspectos moleculares de las plantas y sus patógenos, hasta el manejo de los cultivos. Sus investigaciones están enfocadas a la búsqueda de un cultivo integrado y sostenible, en el que se consiga una utilización de recursos óptima, con un menor impacto ambiental y sin dejar atrás la apuesta por la calidad y las características organolépticas de los frutos.

Nuestro objetivo es diversificar el cultivo en Europa no solamente de especies tropicales, sino también de variedades dentro de cada especie. Nuestros cultivos principales en la Península Ibérica son el aguacate, el chirimoyo y el mango. Sin embargo, lamentablemente en cada caso prácticamente sólo se cultiva una variedad. Por ejemplo, en el caso del aguacate es la variedad Hans, que en España se produce desde noviembre hasta abril. Con una combinación adecuada de cuatro o cinco variedades podríamos producir aguacate español todo el año. Además de esos tres cultivos estamos experimentando con muchas otras especies. Al aire libre con lichi, longan, pitaya, carambola, maracuyá, guayaba o café. En invernadero, con especies de requerimientos más tropicales como cacao o papaya. Al final nuestro objetivo es poder producir cultivos tropicales con un mínimo uso de productos fitosanitarios y bajísima huella de carbono.

Erika López CSIC Comunicación Andalucía y Extremadura

imagen de El investigador Iñaki Hormaza. / Ascensión Rojas CSIC Comunicación
Material de descarga

Noticias relacionadas

Los insectos que propagan la bacteria '...

08/07/2020

La bacteria Xylella fastidiosa, una de las mayores amenazas globales para la agricultura, fue...

https://www.csic.es/sites/default/files/hojas.jpg

Una exposición virtual del CSIC te enseña las...

22/05/2020

La manera de comer de los europeos de hoy sería muy diferente si el navegante Cristóbal Colón no...

https://www.csic.es/sites/default/files/patata.jpg

Ciencia online: más de 100 conferencias de...

03/04/2020

¿Por qué el cambio climático es un problema urgente? ¿De qué está hecho el universo? ¿Cómo se...

https://www.csic.es/sites/default/files/valladares.jpg