“El cambio climático es una evidencia, ya no se discute”

El CSIC ha participado en la COP25 con el asesoramiento de sus científicos y presentando nuevas herramientas de investigación y empresas tecnológicas

Fecha de noticia: 
Martes, 17 diciembre, 2019

“Esta Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25) ha cumplido la función de la información. Pocas veces se ha dado tanta y ha habido tanta voluntad por recibirla. Todo el mundo ha comprendido cómo funciona una COP y el desafío de que nos pongamos de acuerdo para afrontar el cambio climático”, ha señalado Fernando Valladares, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), para hacer balance de la cumbre. "El cambio climático es una evidencia, ya no se discute. Los científicos hemos hecho los deberes y los políticos tienen los datos", ha resumido el científico José Manuel Gutiérrez, del Instituto de Física de Cantabria.

El CSIC ha participado en la Cumbre del Clima de Madrid aportando el asesoramiento de sus científicos, mostrando herramientas de investigación para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU y presentando empresas tecnológicas para afrontar los desafíos del cambio climático. “Tras la COP25 nos enfrentamos a varios desafíos, porque el clima no nos espera. Lo que le hemos hecho al planeta y le estamos haciendo a la atmósfera sigue su curso y tenemos que seguir activos”, advierte Valladares.

En la cumbre han participado expertos del CSIC sobre cambio climático, contaminación atmosférica, sobre los océanos como reguladores del clima, sobre el uso de los microbios para revertir la contaminación y sobre la necesidad de cambiar el modelo productivo, entre otros. Xavier Querol, experto en contaminación atmosférica del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua, ha señalado: “Estamos aumentando un 0,8% anual los gases de efecto invernadero y necesitamos reducirlos un 8% anual. Para conseguirlo se necesita un cambio drástico. Olvidémonos de las transiciones, vayamos a por las energías renovables; tenemos la tecnología y estamos a tiempo”.

Existe cierto consenso entre los científicos en que para afrontar la disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero es necesario un cambio radical del actual modelo productivo. Antonio Turiel, científico del Instituto de Ciencias del Mar, augura que “los países deben reducir más de un 50% las emisiones de CO2 de aquí a 2030, y la única manera de conseguirlo es con una disminución general del consumo de energía y de materiales, y bajando sensiblemente la producción y el consumo. Se requiere un cambio monstruoso de todo nuestro sistema económico, con una reducción considerable de la actividad económica”.

"Nos hemos acostumbrado a ser ricos energéticamente, dependiendo de los combustibles fósiles, pero vamos a tener que disminuir drásticamente el consumo y el transporte", señala José Manuel Serra, del Instituto de Tecnología Química,

Los océanos juegan un papel crucial en la regulación del clima, desde la emisión de oxígeno hasta la captura de CO2. El científico Joaquim Garrabou, experto en áreas marinas protegidas del Instituto de Ciencias del Mar, destaca: “Un reto de la COP25 ha sido incluir medidas que cuenten con los océanos para mitigar el cambio climático, como proteger las especies marinas que capturan CO2, reducir las emisiones del transporte marítimo y activar energías renovables en parques eólicos marinos”.

El Ártico es uno de los centros neurálgicos del cambio climático, donde sus efectos son palmarios. "El Ártico es el epicentro del calentamiento global, y lo que ocurre allí nos afecta a todos", advierte Carolina Gabarró, científica del Instituto de Ciencias del Mar. "En el permafrost hay acumulado el doble de CO2 que en la atmósfera; si se funde ese hielo, todo ese CO2 se libera a la atmósfera"

Nuevos instrumentos de investigación

El CSIC ha mostrado en la Cumbre del Clima un nuevo instrumento que combina ciencia y empresa para resolver retos como la gestión de plásticos, el almacenamiento de energía, la lucha contra plagas agrícolas, la movilidad urbana, el fomento de la economía circular, y la conservación y protección del suelo como recurso natural. Se trata de las denominadas Plataformas Temáticas Interdisciplinares, que aglutinan varios grupos de investigación del CSIC, empresas y administraciones para trabajar en común en la resolución de desafíos sociales concretos en un plazo determinado.

El CSIC también ha organizado el debate ¿Qué debe saber un político sobre el cambio climático?, en la Residencia de Estudiantes, que ha reunido a un comité de expertos para elaborar una guía científica sobre el cambio climático para asesorar a los políticos y a la sociedad civil. “La ciencia del cambio climático ha tenido un papel en la última década que va a cambiar. Desde el ámbito científico nos hemos dedicado al análisis y al diagnóstico pero a partir de ahora tenemos que establecer unos vínculos precisos y evidentes con los políticos, los medios y la sociedad civil para, además de ofrecer el análisis y el diagnóstico, pasar a formar parte de las soluciones y del proceso de lucha contra el cambio climático”, ha señalado Pedro Jordano, científico de la Estación Biológica de Doñana (Premio Nacional de Investigación), que moderó el debate.

El CSIC también ha presentado en la COP25 seis empresas de base tecnológica para afrontar los retos del cambio climático. Entre ellas, está una empresa que desarrolla concentradores para generar calor sin emisiones de CO2, (Thermal Cooling Technology), con aplicaciones en la climatización de edificios, tanto en el calentamiento como en la refrigeración; una que diseña sistemas para reciclar materiales compuestos como fibras de vidrio y de carbono para reutilizarlos en la construcción y el transporte (Thermal Recycling of Composites), y una que desarrolla enzimas a la carta con aplicaciones ambientales como la de degradar plástico, (EvoEnzyme).

Durante las dos semanas de la cumbre, el CSIC ha programado diferentes actividades divulgativas. En la zona verde de Ifema, el pabellón dedicado a la sociedad civil, el organismo ha contado con un stand dentro del área de Investigación e Innovación y ha organizado diversos eventos, desde una charla sobre el funcionamiento del IPCC (Grupo de expertos internacionales del cambio climático) hasta un experimento online de inteligencia colectiva con estudiantes de secundaria para proponer soluciones a los desafíos del cambio climático, entre otros.

 CSIC Comunicación

imagen de Fernando Valladares, en el espacio Ágora de la COP25. / César Hernández
Material de descarga

Noticias relacionadas

El CSIC impulsa investigaciones en biotecnología...

22/03/2020

En estos momentos tan complicados, desde el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)...

https://www.csic.es/sites/default/files/coronovididae1_0.png

El CSIC recibe 4,5 millones del Gobierno para...

17/03/2020

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha recibido 4,5 millones de euros del...

https://www.csic.es/sites/default/files/virus1.jpg

Científicos del CSIC hallan colonias de coral...

12/03/2020

Un equipo de investigadores del Instituto de Ciencias del Mar, del Consejo Superior de...

https://www.csic.es/sites/default/files/foto_int_1.jpg