el período de transición

El periodo de transición (1938-1939)

A principios de 1938, la Junta Técnica de Estado, creada para dirigir la administración durante los primeros momentos de la guerra civil, dio paso a un Gobierno que afrontó la tarea de crear un nuevo estado. La principal articulación de los mismos en el campo de la investigación está contenida en el decreto de 19 de mayo de 1938 ("Decreto confiriendo al Instituto de España la misión de orientar y dirigir la alta cultura y la investigación superior en España").

En dicho texto que ensalzaba la figura de Marcelino Menéndez Pelayo se trataba de articular "la cultura y la ciencia española de acuerdo con las aspiraciones del Maestro". Lógicamente se planteaba un discurso ideológico basado en la necesidad de robustecer la conciencia nacional, y de eliminar "la funesta esclavitud de camarillas y partidos".

Se anunciaban medidas encaminadas a devolver a la Universidad los medios y competencias en materia investigadora, que unida a la formación profesional constituían la misión de la Universidad. Las normas deberían ser completadas por nuevas disposiciones destinadas a desarrollar los principios anunciados en dicho decreto.

Vista área campus

En él se anunciaba la supresión de la Junta para Ampliación de Estudios, y se transfería la mayor parte de sus competencias al Instituto de España, y se retrasaba la decisión sobre las competencias e instituciones que iban ser entregadas a las Universidades y las destinadas a ser suprimidas.

En honor a la figura de Menéndez Pelayo se disponía la creación de diversos institutos de investigación, de contenido histórico-literario:

  • Centro de Estudios Históricos
  • Centro de Filología Románica
  • Centro de Filología Semítica y Estudios Arábigos, una de cuyas sede se establecerá en Granada
  • Centro de Arqueología e Historia Americana, con residencia en Sevilla
  • Comisión para la Historia de la Ciencia Española
  • Comisión para formar una Biblioteca de Autores Españoles; y Seminario de Filología Clásica

Se señalaba que en fechas próximas se crearían "instituciones concernientes al estudio de las ciencias de la naturaleza y matemáticas".

Nada más finalizar el conflicto, se publicaba un nuevo decreto (26.04.1939) que ponía en pie centros de "carácter científico, filosófico y aún técnico", que se colocaba bajo una especie de patronato laico con el nombre de Santiago Ramón y Cajal.

Los centros creados eran los siguientes:

  • Centro de Estudios filosóficos y Matemáticos
  • Seminario "Juan Luis Vives" para estudios pedagógicos
  • Seminario "Huarte de San Juan" de psicología aplicada
  • Centro de Exploraciones y Estudios Geográficos "Juan Sebastián Elcano", con sede en San Sebastián;
  • Centro de Estudios Biológicos y Naturales, con un laboratorio "Ramón y Cajal" de biología, y un laboratorio de Química y Biología
  • una "Sociedad y Museo de Ciencias Naturales", con la ordenación de los jardines Zoológicos y Botánicos, la de Cartografía Geológica de España, y museos especiales de Mineralogía, Petrografía y Cristalografía aplicadas, estaciones oceanográficas y de estudios biológicos-pecuarios
  • un Centro de altos estudios de Física, Química y Mecánica
  • un servicio para la realización de la "Enciclopedia hispánica"
Plan de Actuación

La estrategia de la institución de 2014 a 2017 [+]

Noticias
Agenda