El Instituto de Física de Cantabria, Centro de Excelencia María de Maeztu, presenta su programa de trabajo

El Instituto de Física de Cantabria, Centro de Excelencia María de Maeztu, presenta su programa de trabajo
09/01/2019
Fecha 09/01/2019
Medio Departamento de Comunicación

DESCARGA DE MATERIAL

Nota de prensa (PDF)

El Instituto de Física de Cantabria, centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Cantabria, ha presentado hoy en Santander su programa de trabajo para la recién otorgada distinción de excelencia María de Maeztu, que dotará al centro de investigación con una financiación de dos millones de euros a lo largo de los próximos cuatro años.


 

A la presentación han acudido la presidenta del CSIC, Rosa Menéndez, el rector de la Universidad de Cantabria, Ángel Pazos, la directora del Instituto de Física de Cantabria, Teresa Rodrigo, y el presidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que ha clausurado el evento. El acto ha contado también con la participación del investigador del Instituto de Física de Cantabria Xavier Barcons, actual director de Observatorio Europeo Austral.

El proyecto presentado tiene como objetivo reforzar la captación de talento joven, potenciar las actividades de formación de los dos másteres de excelencia UIMP/CSIC-Universidad de Cantabria (Ciencia de Datos y Física de Partículas y del Cosmos) impulsados por el instituto, aumentar el equipamiento de los laboratorios y fomentar la participación en nuevas iniciativas internacionales lideradas por investigadores del propio instituto. Además, se tratará de impulsar la colaboración con empresas para explotar los desarrollos en diferentes proyectos y se consolidarán las actividades de difusión de la cultura científica que se realizan actualmente en el Instituto de Física de Cantabria.

Durante la presentación Rosa Menéndez ha querido destacar el hecho de que el distintivo concedido al IFCA es “muy codiciado, muy competitivo y muy difícil de obtener”. En este sentido, ha incidido también en que la mayor concentración se produce en las comunidades de Madrid o Cataluña y, de ahí, “que Cantabria tenga un centro con este distintivo es extraordinario y muy importante”. La presidenta del CSIC ha recordado asimismo que este fruto es uno más de la “excelente colaboración” entre el Consejo y la UC. “En nuestra voluntad está potenciarla”, ha señalado.

El rector de la Universidad de Cantabria ha aprovechado para felicitar al IFCA por la obtención de este sello y ha indicado que se trata “de una muestra de cómo la colaboración del CSIC con la universidad, en forma de centros mixtos, cuando se ha hecho bien, con gran interés por ambos lados, como es el caso, da frutos tan significativos”. “Haber aunado fuerzas y haber trabajado como un centro mixto ha funcionado muy bien y de ahí este éxito, muy importante para Cantabria”, ha explicado porque, ha concluido: “Es para felicitarse porque, entre todos, somos capaces de realizar una actividad investigadora enormemente relevante para una comunidad la nuestra”. 

Por su parte la directora del IFCA, en relación a las expectativas generadas, ha señalado que empieza “una etapa ilusionante, que supone un reconocimiento a un trabajo de muchos años, pero que es, sobre todo, una oportunidad para mejorar y para dar saltos cualitativos y que significa una responsabilidad importante dada la excepcional situación que esta distinción nos concede.”

El programa Severo Ochoa/María de Maeztu constituye uno de los ejes de actuación de la secretaria de I+D+i del Ministerio para promover el impulso a la investigación científica y el apoyo a los centros que cuentan con programas de investigación de frontera, altamente competitivos y que han demostrado liderazgo científico a nivel internacional e impacto en su entorno social. En la convocatoria de 2017 se seleccionaron doce centros, tras un proceso de evaluación realizado por comités científicos internacionales agrupados en tres áreas: ciencias de la vida y medicina, ciencias humanas y sociales, y ciencias experimentales, matemáticas e ingeniería.

Es en esta última área donde ha competido el Instituto de Física de Cantabria, avalado por los resultados obtenidos en colaboraciones y proyectos internacionales en astrofísica, física de partículas, clima y computación avanzada y e-ciencia.