El CSIC colabora en un proyecto sobre la historia de la cultura gitana en el Raval

ciencia y sociedad
El CSIC colabora en un proyecto sobre la historia de la cultura gitana en el Raval
La Institución Milá y Fontanals asesora al grupo de mujeres que lidera la iniciativa

CULTURA CIENTÍFICA. 15/01/2019

cultura gitana raval

El equipo del proyecto durante la realización de una de las entrevistas personales / Associació Carabutsí

Bajo el nombre ‘Conociendo el pasado para construir nuestro futuro’, un grupo de mujeres de las asociaciones Carabutsí e Inter-Acció exploran la genealogía de la comunidad gitana en el barrio barcelonés del Raval. El proyecto, que se basa en la búsqueda de fotografías familiares y en el registro videográfico de testimonios, pretende mostrar y recuperar la memoria de la cultura gitana en esta zona. Para llevarlo a cabo, sus impulsoras cuentan con el apoyo y asesoramiento de científicos de la Institución Milá y Fontanals del CSIC.

La iniciativa, que se presentó en la Residencia de Investigadores del CSIC en Barcelona el pasado 11 de diciembre, comenzó a gestarse hace menos de un año. Su vertiente antropológica se concreta en la creación de un banco de memoria oral colaborativa de la comunidad del barrio, a través de la grabación de entrevistas a personas de este colectivo.

Asimismo, las promotoras han confeccionado una ruta sobre los orígenes de la rumba catalana, nacida en el Raval, que explora los sitios más emblemáticos del género musical. El recorrido se pondrá en marcha como actividad durante 2019 y las propias integrantes del colectivo ejercerán de guías.

Finalmente, este grupo de mujeres pretende que todas las actividades desarrolladas se materialicen en la construcción de un Eco Museo Urbano.
 

En el Raval desde el siglo XV

Aunque los censos por etnia o religión están prohibidos, los pocos estudios realizados indican que aún viven 500 personas de la comunidad gitana en el Raval.

Sin embargo, su presencia se remonta a mucho tiempo atrás. Existen datos que registran la llegada de esta comunidad al barrio barcelonés ya en el siglo XVIII, y apellidos que se pueden rastrear desde entonces hasta el momento presente. Incluso hay documentos que datan su llegada a Cataluña en el siglo XV.