Ciencia en el Barrio se consolida en cinco distritos de Madrid

Novedades ciencia y sociedad
Ciencia en el Barrio se consolida en cinco distritos de Madrid
El proyecto del CSIC acerca actividades de divulgación a barrios que no contaban con esta oferta

CULTURA CIENTÍFICA. 24/03/2017. 

Ciencia en el Barrio, un proyecto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que lleva actividades de divulgación científica a barrios donde no existía este tipo de oferta, cierra su primera fase en Madrid, donde ha llegado a un millar de adolescentes de institutos públicos de los distritos de Puente de Vallecas, Hortaleza, Villaverde, Carabanchel y San Blas.

En su fase piloto la iniciativa se ha desarrollado en seis Institutos de Educación Secundaria (IES) de los distritos madrileños con menor renta per cápita: el IES Arcipreste de Hita e IES Vallecas-Magerit (Puente Vallecas), IES Arturo Soria (Hortaleza), IES Ciudad de los Ángeles (Villaverde), IES Emilio Castelar (Carabanchel) e IES Barrio Simancas (San Blas). El proyecto, que cuenta con el apoyo económico de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), constituye una iniciativa pionera en la ciudad.


Hoy, viernes 24 de marzo, se celebra en la sede central del CSIC en Madrid un acto para explicar las actividades realizadas hasta ahora y avanzar cuáles serán los objetivos de la siguiente fase. En el evento participan cerca de 300 estudiantes, acompañados por los equipos directivos y profesorado de los IES participantes.

Durante un año, el Área de Cultura Científica del CSIC ha organizado en cada uno de los institutos actividades sobre temas de actualidad científica bajo diferentes formatos: talleres experimentales, conferencias, clubes de lectura, exposiciones y visitas guiadas a centros de investigación punteros. El proyecto está dirigido a estudiantes de 4º de la ESO, pero el resto del alumnado y la comunidad educativa y vecinal también pueden participar en algunas de las actividades.

Hasta el momento se han celebrado alrededor de medio centenar de actividades que han permitido desmontar ideas falsas sobre las y los científicos, favorecer el contacto directo entre los jóvenes y el personal investigador, así como reforzar vocaciones científicas e inspirar otras nuevas.

Las alumnas y alumnos de los diferentes IES han podido dialogar con las investigadoras e investigadores sobre temas tan diversos como el cerebro, la alimentación o los láseres. Han podido experimentar con todos sus sentidos la química en la cocina, realizar una cata de chocolate o conocer las claves de los orígenes del universo. También han tenido la oportunidad de visitar centros de investigación punteros, como el Centro Nacional de Biotecnología (CSIC) y el Centro de Astrobiología (CSIC-INTA), entre otras actividades.

“Es como abrirles la puerta a otro mundo. Para ellos es una oportunidad única porque son sitios que en ningún caso van a visitar con sus familias”, afirma Nuria Delgado, directora del IES Arcipreste de Hita, en Entrevías.

En la nueva etapa que comienza en abril, el CSIC aumentará el número de IES y adolescentes implicados, tratará de alcanzar nuevos públicos y organizará la feria ‘Ciencia en el Barrio’, donde un grupo de chicas y chicos mostrarán lo que han aprendido en los talleres.

Según la vicepresidenta adjunta de Cultura Científica del CSIC, Pilar Tigeras, se trata de una iniciativa innovadora puesta en marcha desde una institución científica. “En el CSIC, además de hacer ciencia de calidad con dinero público, desarrollamos actividades de divulgación con el objetivo de acercar el conocimiento generado por la institución a toda la ciudadanía, y esto implica acercarse a lugares donde la ciencia no tiene tanta presencia”.

“En muchos casos las actividades de divulgación las disfrutan personas ya motivadas o con entornos sociales y familiares que les permiten asistir a museos, ferias de la ciencia o charlas. ‘Ciencia en el Barrio’ apuesta por alcanzar nuevos públicos que no cuentan con situaciones así de favorables”, explican las coordinadoras del proyecto, Laura Ferrando y Belén Macías, del Área de Cultura Científica del CSIC. “El programa busca contribuir a la igualdad de oportunidades”, añaden.

En el acto de clausura de la fase piloto intervienen también el vicepresidente de Organización y Relaciones Institucionales del CSIC, José Ramón Urquijo Goitia, y el director general de la FECYT, José Ignacio Fernández Vera.