La máquina Enigma que Hitler regaló a Franco llega a Sevilla

Novedades ciencia y sociedad
La máquina Enigma que Hitler regaló a Franco llega a Sevilla
La pieza se incluye dentro de la exposición ‘Érase una vez... la informática’

CULTURA CIENTÍFICA. 14/02/2017.

El Museo Casa de la Ciencia de Sevilla del CSIC recibe hoy, martes 14 de febrero, una de las diez máquinas Enigma que Adolf Hitler regaló a Francisco Franco en noviembre de 1936. Estas máquinas de cifrar fueron usadas tanto en la Guerra Civil Española como en la Segunda Guerra Mundial. La que llega al Museo del CSIC constituirá una de las piezas estrella de la exposición temporal ‘Érase una vez… la informática. Del ábaco a la smart city en viñetas y más’, una muestra abierta al público hasta el próximo 30 de julio que explora los orígenes y la historia de la informática combinando el rigor científico con el humor.

En la presentación han participado el coronel y director del Museo Histórico Militar de Sevilla, donde se encontraba la máquina, Alberto González Revuelta, el delegado institucional del CSIC en Andalucía, Miguel Ferrer Baena, y el comisario de la exposición y especialista en la historia de la informática, Francisco Arnanz.

El ejemplar de máquina Enigma que se podrá observar en la exposición pertenece al Museo Histórico Militar de Sevilla, y fue una de las primeras diez que llegaron a España desde la Alemania nazi, en noviembre de 1936, por encargo del propio Franco. El objetivo era usarla en las comunicaciones entre el Cuartel General en Salamanca, las diferentes unidades militares y dos representaciones en el exterior, Roma y Berlín. La idea era evitar que las fuerzas del Gobierno legítimo de la República descifraran los mensajes telegráficos emitidos en el marco del avance hacia la toma de Madrid.

La Enigma que hasta julio estará en el Museo Casa de la Ciencia es la identificada con el código A 1234. Aunque había llegado a España a finales de 1936 con el primer lote de máquinas adquiridas por Franco, no fue hasta diciembre de 1938 cuando recaló en Sevilla, asignada al Ejército del Sur. Posteriormente, en julio de 1939, pasó al Estado Mayor de la Segunda Región Militar en Sevilla. Desde entonces este ejemplar ha permanecido en la ciudad y actualmente forma parte de la colección estable del Museo Histórico Militar de Sevilla

En el marco de esta presentación, Arnanz realizará un taller de cifrado utilizando un dispositivo de diseño propio que, a manera de juego, ejemplifica el funcionamiento de los rotores de una máquina Enigma. Los interesados podrán adquirir estos juegos para trabajar con ellos en casa o en el aula.

Las investigaciones que célebres criptoanalistas, como Alan Turing y Joan Clarke, desarrollaron para los servicios secretos británicos en la Segunda Guerra Mundial con la meta de “romper” el código de Enigma, alimentaron el bagaje que permitió el diseño años después de algunos de los primeros ordenadores.