Un grupo de estudiantes asesorado por el CSIC, premiado por el proyecto Biogalaxy

Novedades ciencia y sociedad
Un grupo de estudiantes asesorado por el CSIC, premiado por el proyecto Biogalaxy
El equipo NavarraBG ha sido galardonado en el certamen internacional de biotecnología IGEM

CULTURA CIENTÍFICA. 30/10/2018

biogalaxy

Parte del equipo NavarraBG, durante sus investigaciones para desarrollar el proyecto Biogalaxy.

 

El equipo NavarraBG, integrado por ocho estudiantes de 16 a 18 años, ha sido premiado por la Fundación iGEM gracias a su proyecto de biotecnología Biogalaxy. El trabajo plantea la creación de plantas modificadas genéticamente para que produzcan proteínas de interés. “Además, hemos desarrollado un método de purificación rápido, económico y sencillo, y aumentamos el crecimiento de las plantas y la producción de proteínas utilizando compuestos volátiles de los hongos”, explica de uno de los miembros del equipo.

El grupo de trabajo surgió a través del programa educativo Planeta STEM, que se coordina desde el Planetario de Pamplona y cuyo objetivo es fomentar vocaciones científicas y tecnológicas. Los estudiantes –cuatro chicas y cuatro chicos– han contado con la colaboración de personal investigador del CSIC adscrito al Instituto de Agrobiotecnología (IdAB) de Navarra.

El certamen en el que han participado lo organiza la Fundación iGEM, dedicada a fomentar el avance de la biología sintética y que organiza anualmente el Giant Jamboree. Este evento reúne en Boston a más de 6.000 personas de todo el mundo que presentan proyectos para dar solución a problemas reales. En la edición de 2018 han participado un total de 343 equipos, de los cuales 66 lo hacían en la categoría de High School y 277 en la categoría de Universidad.

Biohgalaxy ha sido valorado como el mejor proyecto de Biología Sintética en Plantas en la categoría High School. Los estudiantes recibieron el premio el pasado fin de semana en el Hynes Convention Center de Boston.

iGEM (International Genetically Engineered Machine) lanzó esta iniciativa en 2003 como una competición de verano dirigida a los alumnos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés). Un año después, la prueba se convirtió en internacional.