El CSIC obtiene tres nuevas ayudas ‘Proof of Concept’ del Consejo Europeo de Investigación

El CSIC obtiene tres nuevas ayudas ‘Proof of Concept’ del Consejo Europeo de Investigación
05/02/2015
Fecha 05/02/2015
Medio Departamento de Comunicación

Seis proyectos de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han sido seleccionados en las últimas convocatorias del Consejo Europeo de Investigación (ERC) Proof of Concept. Con estos proyectos, el CSIC contabiliza 54 desde el comienzo del programa, ya que también ha recibido ayudas para proyectos Starting Grants, Advanced Grants, Consolidator Grants y Synergy Grant. El número es mayor si incluimos a los investigadores de la universidad que desarrollan su trabajo en los centros mixtos entre el CSIC y las universidades y a los científicos de programas como ICREA que desarrollan su tarea en centros del CSIC.

El presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo, destaca los resultados: “La convocatoria ha sido muy positiva para los investigadores españoles y, especialmente para el CSIC, porque está teniendo los mejores resultados de la historia en estos programas”. En breve se resolverá también la convocatoria de Advanced Grants, a la que también han presentado proyectos varios investigadores del CSIC.

En el caso de las Proof of Concept, con una dotación de hasta 150.000 euros cada una, se ha seleccionado un proyecto de la investigadora del CSIC en el Instituto de Microelectrónica de Madrid Marisol Martín. Tonality (Commercialised Three-dimensional Nanoporous ALumIna Templates) tiene como objetivo llevar al mercado matrices de aluminio con una arquitectura basada en nanoporos de tres dimensiones.

También se ha seleccionado otro proyecto de la investigadora del CSIC en el Centro de Investigación en Agrogenómica de Barcelona, Luisa María Lois (Blocking SUMO conjugation as drug Discovery strategy), para explotar la identificación de nuevas moléculas en Biomedicina.

La otra iniciativa escogida es Servotec (Fast Data Acquisition and Servo Technologies), de Fernando Moreno-Herrero, que trabaja en el Centro Nacional de Biotecnología. La iniciativa consiste en determinar el potencial comercial de uno de los resultados obtenidos en el proyecto Starting Grant concedido a este investigador en la convocatoria de 2007. El investigador, en colaboración con Julio Gómez-Herrero, de la Universidad Autónoma de Madrid, desarrolló un nuevo controlador Servo digital PID, cuyo principal mercado es el de los microscopios de fuerzas atómicas.

Nota de prensa (197 kb)