El CSIC presenta ‘El Tesoro Quimbaya’

El CSIC presenta ‘El Tesoro Quimbaya’
El libro está dedicado a una de las obras más emblemáticas del arte precolombino

CULTURA CIENTÍFICA. 02/03/2017. 

El director General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural, Luis Lafuente, y el vicepresidente adjunto de Organización y Relaciones Institucionales (VORI) del CSIC, José Ramón Urquijo, han presentado hoy, 2  de marzo, a las 12.00 horas, en el Museo de América El Tesoro Quimbaya, una obra de editorial CSIC sobre una colección emblemática de piezas de orfebrería de los quimbayas, etnia y cultura indígena ‘colombiana’ famosa por su producción de piezas de oro de alta calidad y belleza.

En el acto también ha intervenido la directora del Museo de América, Concepción García y las editoras y editor científico, Alicia PereaAna Verde, Andrés Gutiérrez. Perea es investigadora en el Instituto de Historia del Centro de Ciencias Sociales y Humanas del CSIC. Su principal línea de investigación es la arqueología y procesos sociales.

Conservado y exhibido por el Museo de América, el denominado Tesoro de los quimbayas posee un carácter único. Este se debe, por un lado, al número de piezas y su calidad, que representan el mayor conjunto de orfebrería quimbaya realizada a la cera perdida. Por otro, esta colección es fruto de un único hallazgo y conforma el ajuar funerario de dos tumbas contiguas que provienen de un mismo lugar, ubicado en el sitio de La Soledad, en el departamento del Quindio (Colombia), por lo que no en vano se le aplicó desde el primer momento el nombre de tesoro.

Su descubrimiento y preservación están unidos a la historia de la huaquería y del coleccionismo de la región.  La huaquería, o búsqueda de  riquezas en las tumbas indígenas precolombinas, remonta su origen a la época de la Colonia y al nacimiento del mito del Dorado. 

Hacia 1530 esta etnia indígena estaba organizada en la llamada federación quimbayá que, centrada alrededor de la ciudad de Chinchiná, opuso una férrea resistencia armada a los españoles. Tras la derrota continuaron existiendo, aunque desaparecieron como grupo reconocible en la zona hacia 1700.