Margarita Salas abre la ‘cápsula del tiempo’ que depositó en el Instituto Cervantes

Margarita Salas abre la ‘cápsula del tiempo’ que depositó en el Instituto Cervantes
En el acto, la presidenta del CSIC ha repasado la trayectoria de la prestigiosa bióloga molecular

CULTURA CIENTÍFICA. 05/02/2018

Apertura caja
Margarita Salas (segunda por la izquierda), acompañada por Juan Manuel Bonet (primero por la izquierda), Rosa Menéndez (tercera) y José Elguero (cuarto).

La investigadora del CSIC Margarita Salas ha abierto hoy, lunes 5 de febrero de 2018, el legado que depositó hace 10 años en la 'Caja de las Letras', la cámara de la memoria del Instituto Cervantes.

Aprovechando la presencia de una cámara acorazada en el sótano de su sede central, el Instituto Cervantes utiliza las cajas de seguridad para que grandes personalidades de la cultura hispánica depositen un legado hasta la fecha que decidan. Dichos compartimentos hacen así las funciones de una ‘cápsula del tiempo’. El 27 de febrero de 2008, Salas depositó el primero de los cuadernos con las investigaciones genéticas que realizó en Nueva York por encargo del premio Nobel de Medicina Severo Ochoa en 1964. El legado incluye los experimentos realizados, los resultados obtenidos y las conclusiones extraídas.

Investigadora ad honorem en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (CSIC-UAM), Salas ha estado acompañada por el director del Instituto Cervantes, Juan Manuel Bonet; el presidente de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, José Elguero Bertolini; y la presidenta del CSIC, Rosa María Menéndez.

Menéndez ha repasado la trayectoria de la prestigiosa investigadora (Canero, Asturias, 1938) en una intervención en la que ha destacado que Salas inició y desarrolló el área de la biología molecular en España, junto a su marido Eladio Viñuela. “Empezaron su trabajo analizando cómo se ensamblaba un virus bacteriano, el bacteriófago ϕ29; pero quizás su hallazgo más relevante fue el relacionado con el mecanismo de replicación del ADN de dicho virus, al descubrir que la proteína implicada tiene unas propiedades que la han hecho óptima para ser aplicada a diferentes campos, como la medicina forense”, ha explicado la presidenta del CSIC. “Este descubrimiento fue patentado y ha dado buenas regalías a la institución que ahora presido”, ha añadido.

Menéndez ha recordado también que Salas, “un ejemplo de rigor, honestidad y compromiso con la investigación científica”, ha recibido importantes premios internacionales y nacionales, entre los que se encuentran el Premio L’Oreal UNESCO, la Medalla Mendel, el Premio Rey Jaime I, el Premio Nacional ‘Ramón y Cajal’ o la Medalla Echegaray. Asimismo, ha reconocido que “a nivel personal, la profesora Salas ha sido también la iniciadora de la brillante labor de las científicas españolas, al ser pionera en diversos cargos y reconocimientos”.