La antigua ciudad de Tusculum busca su esplendor tras siglos de olvido

La antigua ciudad de Tusculum busca su esplendor tras siglos de olvido
La Escuela Española de Historia y Arqueología en Roma coordina este proyecto arqueológico

CULTURA CIENTÍFICA. 15/04/2019

TUSCULUM

El yacimiento de Tusculum se sitúa a unos 30 kilómetros de Roma.

Ciudad de esplendor durante la República romana y el medievo, la antigua Tusculum es hoy un pequeño yacimiento arqueológico próximo a la capital italiana, después de permanecer siglos en el olvido. Una especie de pequeña Pompeya medieval sigue saliendo a la luz gracias a las excavaciones de la Escuela Española de Historia y Arqueología en Roma (EEHAR) del CSIC. Desde 1994, la EEHAR coordina un proyecto de investigación en la antigua localidad lacial, que cuenta con financiación propia del CSIC y del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y con la colaboración de diversas instituciones españolas e italianas.

La presencia humana se detecta en el yacimiento de Tusculum a partir del siglo X a.C. Desde entonces, este territorio permanecerá habitado al menos hasta el siglo XII d.C. La historia y evolución de Tusculum están estrechamente vinculadas con la Roma clásica. Su monumentalización data del final del periodo republicano, aunque durante la época imperial también se llevan a cabo importantes edificaciones. Recobrado su brillo urbano, político y comercial bajo el dominio de los condes de Tusculum (siglos X-XII), la ciudad fue destruida en 1191 tras el retiro del apoyo pontificio y la ofensiva de las tropas imperiales.

Los diferentes equipos del proyecto arqueológico han concentrado su actividad en las zonas monumentales de la ciudad: el foro (donde se han descubierto la basílica, diversos templos y un ninfeo monumental), el teatro y el área sur de aquél, fuera de la urbe, lugar en el que se ubicaba una de las iglesias medievales de la población. Estos trabajos han permitido descifrar una gran parte de la topografía urbanística de la Tusculum antigua y medieval, así como corregir los errores de interpretación de los eruditos y anticuarios que examinaron sus restos desde el Renacimiento hasta el siglo XIX.

Después de tres años de inactividad, durante los cuales se realizaron una serie de restauraciones de las estructuras descubiertas, la campaña de 2008 retomó los trabajos arqueológicos en los sectores noroeste y centro-meridional del foro, en su área nororiental cercana al teatro, y en la acrópolis tuscolana, donde se ha descubierto una espectacular iglesia de tres naves.

Actualmente el proyecto se centra en la elaboración de una cartografía digital completa de todo el lugar, con la utilización de las últimas tecnologías en modelización 3D así como el soporte de fotografías aéreas georreferenciadas. La EEHAR, que dirige José Ramón Urquijo Goitia, ha tenido y tiene un relevante papel en este proyecto, reflejado en numerosas publicaciones y en la intención de crear el Parco Archeologico di Tuscolo, para que el público general pueda visitar esta Pompeya a las puertas de Roma.